Cómo hacer bombas de semillas por $0

Cómo hacer bombas de semillas por $0

Si nunca antes has oído hablar de las bombas de semillas, te vas a dar un gusto. Son un alimento básico de jardineros guerrilleros en todo el mundo, permitiéndoles sembrar semillas en áreas que de otra manera no podrían alcanzar.

Hay muchas razones para hacer tus propias bombas de semillas:

  1. Jardín en zonas de difícil acceso
  2. Embellecer un terreno baldío con una explosión floral
  3. Jardín en un área que de otra manera está restringida
  4. Inicie las semillas de forma creativa y organizada en su propio jardín

Hay muchas maneras diferentes de hacer sus propias bombas de semillas, pero bien repasar el método más simple y fácil en este artículo: la clásica bomba de semillas de arcilla. Es extremadamente fácil de hacer a granel y puedes hacerlo con sólo cuatro ingredientes.

P.D. Si quieres saltarte el proceso y comprar estos para un amigo, mira este paquete de 3 bombas de semillas orgánicas (flores comestibles, hojas de ensalada y hierbas).

Paso 1: Reunir los materiales

Todo lo que necesitas para hacer bombas de semillas se puede encontrar de forma gratuita, pero puede que te resulte útil recoger un par de cosas de la tienda si quieres hacer un montón de estos chicos malos.

  • Arcilla Si puedes conseguir arcilla de tu área local, ve por ella. De lo contrario, la mejor opción es Arcilla Seca al Aire de Crayola o conseguir una matriz de bomba de semillas.
  • Agua El agua del grifo es lo mejor. Se utiliza para formar arcilla.
  • Semillas Trate de usar semillas nativas de su área. Crecerán mejor y no actuarán como especie invasora.
  • Compost El uso de abono o de lombrices es suficiente. Se utiliza para proporcionar un entorno de crecimiento rico en nutrientes para las semillas.
  • Contenedor Necesitas una superficie plana y lisa para preparar tus bombas de semillas.

Paso 2: Cortar la arcilla

Cortar un trozo fino de arcilla de la mezcla. Recuerda, cuanto más delgado hagas tu corte, más fácil será presionarlo y darle forma de bomba de semillas.

Paso 3: Darle forma a la arcilla

Presiona la arcilla sobre una superficie plana grande hasta que tenga un grosor de 1 cm o 1/2 pulgada.

Córtalo a unas 2.5 pulgadas de ancho y 2 pulgadas de largo.

Paso 4: Agregar el abono

Comience a esparcir una fina capa de abono en la superficie de la arcilla. Asegúrate de cubrirla completamente y añade una buena cantidad de abono, esto aumentará las posibilidades de germinación de las semillas.

Paso 5: Añadir las semillas

Añade entre 2 y 5 semillas a la mezcla. Sé generoso con tus semillas para asegurarte de que germinen. Lo último que quieres es hacer una bomba de semillas que no explote!

Paso 6: Añadir el agua

Añada sólo unas pocas gotas de agua a la mezcla. Un poco más y se empapará y matará cualquier posibilidad de germinación de la semilla. Tenga cuidado de no añadir demasiada agua.

Paso 7: Moldear en la bomba de semillas

Prepárate para ensuciarte. Raspa la arcilla de tu superficie plana con tus dedos y haz una bola. Asegúrate de mantener el abono y las semillas en el centro y evita cualquier derrame.

Paso 8: Cubrir con abono

Si quieres que tus semillas tengan las mejores posibilidades de crecer, cubre todas tus bombas de semillas con una capa exterior de abono. La mejor manera de hacerlo es dejar caer cada bomba de semillas en una maceta de abono y cubrirla hasta cinco veces.

Paso 9: ¡Bombardee su vecindario!

Deje que sus bombas de semillas se sequen al aire primero, y luego llévelas a las calles! Puedes llevar MUCHAS de ellas contigo a donde vayas y tirarlas en áreas descuidadas.

Si es un área que no recibe agua con regularidad, deberá asegurarse de regar su jardín de guerrilla, así que asegúrese de que sea conveniente para usted (como en su camino al trabajo)!

Salgan y bombardeen la Tierra con semillas de cambio!

Imágenes cortesía de treesneedtobehugged

Give a Comment