Compost vs. Fertilizantes: ¿Cuál es la diferencia?

Compost vs. Fertilizantes: ¿Cuál es la diferencia?

¿Compost o fertilizante, cuál es el mejor para su jardín? Si usted es nuevo en la jardinería, puede que no se dé cuenta de que hay algunas diferencias significativas entre los dos cuando se trata de crear un ambiente saludable para sus plantas.

Sigue leyendo para saber en qué lado de la valla te encuentras en la batalla del abono contra el fertilizante.

Definición del compost

El compost es el resultado de varias sustancias orgánicas en descomposición que se piensa que el estiércol y las hojas muertas se mezclan entre sí. Una vez formado, el compost funciona para alimentar el suelo.

Definición de Fertilizante

Compost vs. Fertilizantes: ¿Cuál es la diferencia?

El fertilizante es uno de los muchos materiales naturales y sintéticos, que puede incluir estiércol, nitrógeno, fósforo y compuestos de potasio. Se puede esparcir o trabajar en el suelo como medio para apoyar el crecimiento de las plantas.

Ventajas del uso de Compost

El compost, o el oro negro, como a veces se le llama, ofrece muchos beneficios a los jardineros. Por ejemplo, el compost puede:

  • Promover el crecimiento saludable de los microbios en el suelo.
  • Alimenta a toda la red alimentaria del suelo, lo que a su vez mejora la salud del suelo natural.
  • Crear un suelo más rico en nutrientes que permita a las plantas y a los vegetales alimentarse por sí mismos.
  • Entregar grillos y lombrices de tierra al suelo, con estos organismos proporcionando sus propios beneficios únicos.
  • Airear el suelo y permitirle retener la humedad gracias a la mejora del drenaje y la retención de agua.
  • Ayudar a la resistencia contra las enfermedades de los tomates y varios tipos de hortalizas.
  • Controlar las malas hierbas.

Desventajas del uso de abono

El tiempo es el principal inconveniente del abono, si está planeando hacer el suyo propio. Es importante tener en cuenta que puede que tengas que esperar unos meses para que el compost casero sea efectivo, ya que la materia tarda un tiempo en descomponerse.

Otra cosa que hay que recordar cuando se hace el abono es no añadir nunca a la mezcla restos de plantas que contengan patógenos del suelo. Hacerlo puede causar una infestación en las plantas sanas.

Cómo hacer su propio compost

Si quieres hacer tu propio abono, aquí tienes cómo hacerlo usando un contenedor de auto-ensamblado:

Lo que necesita

  • Un trozo de alfombra, polietileno o lona
  • Material de drenaje grueso (como paja o ramitas)
  • Estiércol fresco y tierra
  • Residuos de jardín
  • Agua (si es necesario, véase más abajo)

El Método

  1. Aplique 10cm (cuatro pulgadas) de material grueso en el fondo del recipiente de auto-ensamblaje.
  2. Aplique 15cm (seis pulgadas) de desechos de jardín, en capas alternas de diferentes materiales para crear un asandwich.
  3. Si el arreglo es muy seco, agregue un poco de agua mientras aplica los desechos del jardín.
  4. Añada algo de masa crítica a la mezcla, ya que el compost necesita calentarse para funcionar correctamente. Para ello, espolvorea un poco de estiércol o tierra encima de cada uno, esto traerá bacterias y hongos al arreglo, los cuales se pondrán a trabajar descomponiendo el material orgánico.
  5. Cubrir la mezcla con el pedazo de alfombra o lona.
  6. Dejar durante unos tres meses, luego destapar la mezcla y retirar el abono. Vuelva a ponerlo directamente y déjelo durante otros tres meses (este proceso puede parecer innecesario pero es un método eficaz para añadir aire a la mezcla).
  7. Después de otros tres meses, el abono debe ser de color marrón, desmenuzable al tacto y dulce al olfato. Si este es el caso, entonces estará listo para ser usado en su jardín.

Ventajas del uso de fertilizantes

Uno de los principales beneficios de un fertilizante es que añade nutrientes al suelo. El hecho de que el fertilizante se dirija específicamente a las necesidades de las plantas es otra ventaja, ya que les permite crecer mucho más rápido.

El fertilizante ayuda a aliviar ciertas deficiencias en sus plantas. Puede enriquecer las plantas que carecen de micronutrientes o macronutrientes como el calcio, el potasio, el magnesio o el fósforo?

Hay diferentes variantes de fertilizantes disponibles para usted también. Elija el fertilizante de liberación rápida para proporcionar nutrición a las plantas de forma instantánea o seleccione el fertilizante de liberación lenta para proporcionar nutrición a sus plantas durante un período de tiempo prolongado. Los pellets son un ejemplo popular de esto último.

Desventajas del uso de fertilizantes

El fertilizante tiene los siguientes inconvenientes, que debe considerar antes de hacer una compra:

  • Existe el riesgo de que el fertilizante sobrecargue el suelo con nutrientes.
  • Los químicos que se encuentran en el fertilizante pueden alterar la relación simbiótica de los microbios con el suelo.
  • El uso excesivo de fertilizantes y de los productos químicos que se encuentran en ellos puede dañar el medio ambiente circundante.
  • Los riesgos de los productos químicos aumentan aún más si se abren paso hasta las masas de agua cercanas.

Veredicto final: ¿Compostura o fertilizante?

Como hemos establecido, hay varios pros y contras cuando se trata de abono y fertilizante.

El principal argumento a favor del fertilizante es que funciona para modificar rápidamente el suelo con el objetivo de cultivar plantas medicinales. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el fertilizante está compuesto por productos químicos sintéticos.

Por otro lado, el abono es orgánico y también más barato que el fertilizante, incluso más si lo haces tú mismo. Prepárate para ser paciente si optas por el abono casero.

¿Cuál prefieres? Háganos saber si jura por el abono o prefiere el fertilizante y sus razones en los comentarios de abajo.

Give a Comment